Los grifos termostáticos son una de las opciones más recomendables para el lavabo o fregadero de nuestro hogar. Permiten un gran ahorro de agua y son muy seguros. ¿Quieres conocer otras ventajas de este tipo de grifería? También te descubrimos las características que presenta.  

Características que presentan los grifos termostáticos

En primer lugar, un grifo termostático es aquel que permite que la temperatura del agua sea constante. Por ello, no se ven afectados por la apertura de otros grifos del hogar y bloquean la salida del agua caliente si llega a producirse un corte en el agua fría.

Se componen de tres elementos: el cuerpo del propio grifo (la parte exterior y visible), las válvulas anti-retorno y el cartucho termostático. El primero suele ser de latón cromado, mientras que las segundas son unas piezas que van en las tomas de agua del grifo. Su cometido es el de evitar la colación de arena o que el agua vuelva al circuito de instalación.

No obstante, la pieza más importante de la grifería termostática es el cartucho termostático. Suele tener forma cilíndrica y es el encargado de regular la temperatura del agua. De ahí que sea recomendable ser cuidadosos con su mantenimiento y limpieza. Debe ser regular y permite el uso de productos naturales como el vinagre.

Ventajas de los grifos termostáticos

Los grifos termostáticos presentan diversas ventajas. Una de las más destacables es el ahorro de agua (de hasta un 40%) que implican. ¿Esto a qué se debe? Como ya hemos adelantado, a la mejor regulación de la temperatura y del caudal que permite en contraposición a otro tipo de grifería. Si incorpora un reductor de caudal, el ahorro de agua es aún mayor. ¡Tú decides!

Otra de sus grandes ventajas es la seguridad. Se bloquean a los 38 grados, evitando así el riesgo de quemaduras. Esto es importante sobre todo si hablamos de ancianos o de niños pequeños. Para desbloquear esta función tan solo hay que apretar un botón y girar el mando. Sencillo, ¿verdad?  

Asimismo, los grifos termostáticos presentan una gran durabilidad gracias a los materiales sintéticos anticalcáreos que incorporan. Como ya sabrás, la cal tiende a acumularse, perjudicando a la grifería de la cocina o cuarto de baño. Este problema desaparece con dichos materiales, que alargan considerablemente la vida útil de los grifos.

Esto no es todo, pues los grifos termostáticos permiten ahorrar energía además de agua; ofrecen una gran comodidad al mantener la temperatura del agua regulada de manera constante; y son innovadores, modernos y elegantes, existiendo una gran variedad en cuanto a diseños disponibles en el mercado. ¿Se puede pedir más?  

Como ves, los grifos termostáticos cuentan con una serie de características y ventajas que los convierten en una de las opciones más interesantes a la hora de cambiar la grifería de nuestro hogar. Otras opciones recomendables de las que ya te hemos hablado son los grifos monomando y bimando. Elige aquel que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias para acertar de lleno con tu compra.